Última actualización: Viernes, 20 Septiembre 2019, 20:51 GMT

Honduras: Advierte Ombudsman hondureño: Controles de seguridad hacia migrantes aumentará violaciones a sus derechos humanos

Fuente Ombudsman / Defensoría del Pueblo
Fecha de publicación 9 Septiembre 2019
Citar como Ombudsman / Defensoría del Pueblo, Honduras: Advierte Ombudsman hondureño: Controles de seguridad hacia migrantes aumentará violaciones a sus derechos humanos, 9 Septiembre 2019, disponible en esta dirección: https://www.refworld.org.es/docid/5d7aa9907.html [Accesado el 21 Septiembre 2019]
Descargo de responsabilidadEsta no es una publicación del ACNUR. El ACNUR no es responsable, ni respalda necesariamente, su contenido. Todas las opiniones expresadas pertenecen exclusivamente al autor o fuente y no necesariamente reflejan las del ACNUR, las Naciones Unidas o sus Estados Miembros.

El Defensor del Pueblo recomendó hacer una negociación integral con los Estados Unidos, misma que garantice la seguridad humana para la solución de los problemas que enfrentan los migrantes.

El Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, Roberto Herrera Cáceres, advirtió hoy que los controles de seguridad en las vías tradicionales de la ruta del migrante, implicará la apertura de otros puntos y estrategias de migración irregular y mayores riesgos a violaciones de los derechos humanos de las personas migrantes.

Declaró que los presentes flujos migratorios extraordinarios o el tradicional ciclo individualizado, mensual o anual de dimensiones igualmente significativas, sólo se contrarrestará, dando un digno trato humano a la solución actual de las personas en contexto de migración.

"Ello puede alcanzarse por medio de la seguridad humana y el desarrollo sostenible que permitirán asimismo gestionar flujos migratorios regulares, ordenados, seguros y responsables".

Indicó que el Pacto Mundial para la Migración Segura, Ordenada y Regular, ofrece un marco apropiado para la cooperación con objetivos y principios rectores que permiten estudiar objetivamente la problemática migratoria americana, en todas sus dimensiones, y encontrar soluciones innovadoras, compartiendo equitativamente responsabilidades entre países de origen, tránsito y destino, los otros Estados y la comunidad internacional organizada.

El Ombudsman hondureño dijo desconocer sobre la existencia de un supuesto acuerdo con Estados Unidos para que Honduras se convierta en un " tercer país seguro", sin embargo, advirtió que, de concretarse, la vulneración de los derechos humanos será más grave no solo para los que vienen en tránsito, sino que para los mismos hondureños que continúen saliendo del país.

Además, expresó su preocupación por el hecho que no se haya divulgado ni dado información a este ente estatal sobre una materia que tiene que ver tan directamente con los derechos humanos de las personas.

Recomendó que, si se va a llegar a un acuerdo, todas las instituciones del Estado deben contribuir a que el mismo responda a las necesidades y a las expectativas de la población hondureña y a los propósitos que se deben lograr como Estado soberano.

El Defensor del Pueblo espera que no ocurra lo mismo que en Guatemala, donde existe una protesta social muy afirmada por las diferentes comunidades en torno a esa materia.

Señaló que la firma de un acuerdo de este tipo debe tener en cuenta no solo la problemática de los migrantes que vienen de afuera, sino que plantee problemas de capacidad logística, técnica y de recursos financieros insuficientes.

"Parece haber desatención a la falta de logística, capacidades humanas y recursos financieros cuya carencia provocaría más problemas a los países de origen y de tránsito, más obstáculos al desarrollo y más posibilidades de violencia, en los países latinoamericanos", acotó.

Advirtió que los migrantes ya no van seguir las vías tradicionales, sino que van abrir rutas inéditas y que, al mismo tiempo, habrá mucho involucramiento de la trata de personas, con lo cual la vulneración de los derechos humanos será todavía más grave.

Herrera Cáceres recomendó hacer una negociación integral con los Estados Unidos, misma que garantice la seguridad humana para la solución de los problemas.

Entre estas mencionó la de buscarle una solución a los migrantes que se encuentran tanto en la frontera con México como en la frontera entre México y los Estados Unidos.

"Tenemos que ver la situación de nuestros migrantes cualquiera que sea su estatus migratorio en los Estados Unidos", expresó.

Reiteró que debería hacerse una negociación de tipo integral que verdaderamente garantice una seguridad humana para la solución de todos estos problemas incluyendo algo muy importante como son las causas estructurales que generan esas migraciones.

Hasta ahora, las causas de la migración forzada que han sido reiteradas, en las sucesivas caravanas son la pobreza, agravada por el desempleo, el alza de precios de la canasta básica, la desprotección del consumidor o usuario, el alza de tarifas de servicios públicos y la falta de calidad y asequibilidad a los mismos.

Además, la inseguridad derivada de la violencia y delincuencia, en especial de pandillas y crimen organizado en narcoactividad y otros delitos que se ensañan sobre los más pobres y socialmente vulnerables.

Las medidas fronterizas de contención de las personas migrantes en la frontera de México con los Estados Unidos de América, se están estratégicamente complementando con las que la administración norteamericana busca escalonar, entre Guatemala y México; con Guatemala (con respecto a migrantes de Nicaragua, El Salvador y Honduras); y en acuerdos similares con El Salvador, Honduras, Costa Rica, Panamá y Colombia.

Buscar en Refworld

Países