Última actualización: Viernes, 20 Septiembre 2019, 20:51 GMT

Honduras: Ombudsman hondureño: uso desproporcionado de gases lacrimógenos es potencialmente arma letal contra las personas

Fuente Ombudsman / Defensoría del Pueblo
Fecha de publicación 8 Agosto 2019
Citar como Ombudsman / Defensoría del Pueblo, Honduras: Ombudsman hondureño: uso desproporcionado de gases lacrimógenos es potencialmente arma letal contra las personas, 8 Agosto 2019, disponible en esta dirección: https://www.refworld.org.es/docid/5d70024f4.html [Accesado el 21 Septiembre 2019]
Descargo de responsabilidadEsta no es una publicación del ACNUR. El ACNUR no es responsable, ni respalda necesariamente, su contenido. Todas las opiniones expresadas pertenecen exclusivamente al autor o fuente y no necesariamente reflejan las del ACNUR, las Naciones Unidas o sus Estados Miembros.

El Ombudsman hondureño hizo un llamado a la Secretaría de Seguridad para que actúe contra aquellos policías que no están actuando con moderación y profesionalismo y no usan prudentemente lo gases lacrimógenos.

El Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, Roberto Herrera Cáceres, cuestionó hoy el uso indiscriminado y desproporcionado de gases lacrimógenos, por parte de la policía hondureña, por ser potencialmente un arma letal que pone en riesgo no solamente la integridad física, sino que también la salud de las personas y el medio ambiente sano.

La advertencia del Ombudsman se da luego que, el martes pasado, su suscitara un lamentable incidente en el que la policía lanzó, al interior de un autobús que conducía estudiantes, bombas lacrimógenas, causando daños a la integridad y a la salud de estudiantes, ajenos a un conflicto, mientras se ejecutaba un desalojo.

Declaró que, a raíz de ese tipo de acciones, ha hablado con la policía sobre el uso moderado, los momentos y las circunstancias en que deben ser utilizados los gases lacrimógenos.

"No se pueden lanzar gases lacrimógenos en lugares cerrados mucho menos en un bus", señaló.

Explicó que los gases lacrimógenos, son un arma no letal, que deben ser empleados como tal, sin embargo, aclaró que si se emplean en forma indiscriminada y desproporcionada pueden convertirse en arma letal, porque ponen tanto en riesgo no solamente la integridad física por un mal manejo de la misma, sino que también la vida y la salud de las personas.

El Defensor del Pueblo dijo que es lamentable ver madres con sus hijos de meses, agobiadas porque esos gases les estaban impactando y afectando e incluso ver adultos mayores que no se podían ni movilizar y estaban esperando impávidamente la repercusión sobre su salud.

Agregó que otro sector afectado, con mucha frecuencia, son los periodistas a quienes se les obstaculiza ejercer su actividad de informar adecuadamente porque los gases les impide hacerlo.

Herrera Cáceres es del criterio que se tiene que hacer lo necesario para evitar la repetición de esos hechos e hizo un llamado a la Secretaría de Seguridad para que actúe contra aquellos policías que no están actuando con moderación y profesionalismo y no usan prudentemente esos gases lacrimógenos.

Además, hizo un llamado a la cúpula policial para que tome las medidas que correspondan contra aquellos miembros que no estén haciendo un uso adecuado de esos gases lacrimógenos.

"Llamamos a recapacitar y a reflexionar especialmente a los altos mandos para que regulen más cívicamente a la policía y que se restablezca un comportamiento ordenado hacia la ciudadanía y el respeto de la dignidad de todos", precisó.

Según el titular del CONADEH, la policía hondureña puede resguardar el orden público sin necesidad de llegar a tomar medidas extremas que pongan en peligro la salud y la vida de niños y de la población en general.

El 12 de julio pasado, niños del Centro de Investigación e Innovación Educativa (CIIE) de la Universidad Pedagógica Nacional (UPN), fueron afectados por los gases lacrimógenos en su salud física y mental por los gases lacrimógenos lanzados por la policía.

Una semana después, se reportó otro hecho en el Instituto José Trinidad Reyes de San Pedro Sula, donde fueron afectados varios estudiantes por el excesivo, desproporcional y no racional uso de la fuerza por parte los miembros de los cuerpos de seguridad del Estado.

"Lo siento especialmente por los niños y, en general, por todas las personas que están siendo afectadas por la forma de actuar de las autoridades que hacen uso desproporcionado de gases lacrimógenos, repudiamos esos actos y llamamos a evitar su repetición".

Finalmente, el Defensor del Pueblo instó a las fuerzas de policía y seguridad, a no repetir el uso desproporcionado de gases lacrimógenos cuyos efectos nocivos aumentan, afectando indiscriminadamente a manifestantes y población en general.

Buscar en Refworld

Países