Última actualización: Viernes, 20 Septiembre 2019, 20:51 GMT

Honduras: Ombudsman hondureño: Violencia no se puede seguir tolerando

Fuente Ombudsman / Defensoría del Pueblo
Fecha de publicación 19 Agosto 2019
Citar como Ombudsman / Defensoría del Pueblo, Honduras: Ombudsman hondureño: Violencia no se puede seguir tolerando, 19 Agosto 2019, disponible en esta dirección: https://www.refworld.org.es/docid/5d6ef78e4.html [Accesado el 21 Septiembre 2019]
Descargo de responsabilidadEsta no es una publicación del ACNUR. El ACNUR no es responsable, ni respalda necesariamente, su contenido. Todas las opiniones expresadas pertenecen exclusivamente al autor o fuente y no necesariamente reflejan las del ACNUR, las Naciones Unidas o sus Estados Miembros.

El Defensor del Pueblo recomendó la urgente instalación de la Comisión Nacional para la Seguridad y Prevención de la Violencia e Intolerancia en los Estadios de Fútbol que deberá estar integrada por nueve miembros

El Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, Roberto Herrera Cáceres, declaró hoy que no se puede seguir tolerando la violencia dentro ni fuera de los estadios de futbol en Honduras.

El Ombudsman hondureño se refirió a la necesidad de desalentar a los grupos de fanáticos que recurren a la violencia porque el fanatismo es extremismo y el extremismo es violencia.

Indicó que la violencia que se ha desencadenado en Honduras muestra un proceso creciente de desvalorización de la dignidad humana en el país y esto es sumamente preocupante porque demuestra que esta sociedad tiende a ser improductiva para generar un mejor Estado.

Expresó que hay una consternación nacional por las consecuencias del enfrentamiento entre barras que dejó cuatro muertos y varios heridos.

"Vemos una mayor unidad en cuanto a la reacción de la población nacional y de la comunidad internacional por el repudio de la continuidad de este tipo de hechos que mancillan la dignidad humana", puntualizó.

Reiteró que esta situación está impactando en el ámbito nacional e internacional porque muestra una violencia excesiva que ya no puede seguirse tolerando.

Recordó que el CONADEH se ha reunido con representantes de una de las barras y personas vinculadas con el fútbol para buscarle una solución a esta problemática.

Ombudsman urge instalación de la Comisión Nacional para la Prevención de la Violencia

El Defensor del Pueblo destacó que un aspecto importante es la aplicación de la Ley Especial para la Seguridad y la Prevención de la Violencia e Intolerancia en los Estadios de Fútbol e Instalaciones Deportivas, que entró en vigencia desde el 29 de octubre de 2015 y que tiene como finalidad propiciar las condiciones de seguridad y prevenir actos de violencia e intolerancia durante los eventos deportivos.

Explicó que la Ley tiene disposiciones que llaman a aplicarse inmediatamente y no está sujeta a la existencia de un reglamento.

Herrera Cáceres recomendó la urgente instalación de la Comisión Nacional para la Seguridad y Prevención de la Violencia e Intolerancia en los Estadios de Fútbol, que deberá estar integrada por nueve miembros.

La Comisión estará integrada por un representante de la Secretaria de Seguridad, por medio de la Policía Nacional que la preside, además, por un representante de la Secretaría de la Presidencia, un representante de la FENAFUTH, dos representantes de la Liga Nacional, un representante de la Liga de Ascenso, dos representantes de las organizaciones de periodistas deportivos y un representante de COPECO.

Manifestó que lo importante es que las personas que integran esta Comisión empiecen a tomar todas aquellas medidas antiviolencia, que son necesarias para generar el espíritu de aprovechamiento del deporte como una expresión de cultura física, que propicia la recreación de una sociedad que busca en estos lugares de esparcimiento y fortalecer su unidad en el respeto mutuo.

El pasado 17 de agosto se suscitó un enfrentamiento, entre fanáticos, en las inmediaciones del Estado Nacional de Tegucigalpa que dejó como saldo cuatro personas muertas y varios heridos.

Cerca de medio centenar de personas han perdido la vida por enfrentamientos entre barras de los equipos, hechos que, en la mayoría de los casos, se mantienen impunes por diferentes causas incluida la falta de investigación.

Desde el año 2003, más de una docena de futbolistas y alrededor de una decena de dirigentes y un utilero murieron violentamente, muchos de ellos por causas aún no esclarecidas por las autoridades.

Buscar en Refworld

Países