Última actualización: Jueves, 05 Diciembre 2019, 01:47 GMT

Colombia: Nacionalidad a niños y niñas venezolanos, una oportunidad de mejorar su calidad de vida

Fuente Save the Children
Fecha de publicación 8 Agosto 2019
Citar como Save the Children, Colombia: Nacionalidad a niños y niñas venezolanos, una oportunidad de mejorar su calidad de vida, 8 Agosto 2019, disponible en esta dirección: https://www.refworld.org.es/docid/5d4cac164.html [Accesado el 11 Diciembre 2019]
Descargo de responsabilidadEsta no es una publicación del ACNUR. El ACNUR no es responsable, ni respalda necesariamente, su contenido. Todas las opiniones expresadas pertenecen exclusivamente al autor o fuente y no necesariamente reflejan las del ACNUR, las Naciones Unidas o sus Estados Miembros.

• Se estima que al menos 10 millones de personas alrededor del mundo son apátridas: éstas personas no son consideradas como nacionales suyos por ningún Estado conforme a su legislación.

• La Convención de los Derechos del Niño y de la Niña dice en su artículo 7 numerales 1 y 2 que todo niño y niña tiene derecho a un nombre y una nacionalidad y que los Estados deberán tomar medidas para prevenir la "apatridia".

• Los niños y niñas apátridas, son invisibles, pasan inadvertidos, no son escuchados y no poseen ningún derecho al no existir. Ir a la escuela, recibir atención médica, se convierten en un reto imposible de cumplir de esta manera.

• Según cifras de Migración Colombia, a junio de 2018, 197.428 niños venezolanos se encontraban en territorio colombiano, y se espera que la medida actual apoye a casi 24.000 que nacieron en el país en los últimos 4 años y a los niños que continuarán naciendo hasta agosto de 2021 que estaban en riesgo de "apatridia".

• Save the Children celebra la decisión administrativa, a través de la Resolución 8470 del 5 de agosto de 2019, tomada por el gobierno de Colombia, de dar respuesta a la angustiante situación que presentaban los niños y niñas de padres y madres venezolanos que se encontraban en riesgo de estado "apátrida"

Bogotá. Agosto de 2019. Save the Children celebra respuesta del gobierno del presidente Iván Duque de otorgar a través de una medida administrativa temporal (Resolución 8470 del 5 de agosto de 2019) a la insistente solicitud que en trabajo conjunto las diferentes instancias de sociedad civil y Naciones Unidas veníamos levantando como alerta frente a la situación de niños y niñas de padres venezolanos, que estaban naciendo en el país sin reconocimiento de su ciudadanía por parte del Estado Venezolano o Colombiano, y el riesgo de "apatría" que eso significaba, además de la violación de todos y cada uno de sus derechos.

Esta medida, que otorga la nacionalidad colombiana a los hijos de padres venezolanos que hayan nacido en el país a partir del 18 de agosto de 2015 y hasta dos años posteriores a la firma de esta resolución, representa un avance en el compromiso que ya el gobierno nacional ha venido dando a esta población. El reto ahora es la difusión de la medida, la implementación de la misma en los diferentes territorios de la geografía nacional y la inversión de recursos para hacerlo tangible, pues la entrega de la certificación de ciudadanía, implica también el reconocimiento y cumplimiento de la garantía de todos derechos, que le son concedidos en su condición de ciudadanos y ciudadanas colombianos a los niños y niñas que se beneficien con esta medida.

Desde Save the Children Colombia seguiremos trabajando para garantizar que día a día los derechos de los niños y las niñas sean cumplidos, y es por ello que hacemos un llamado para que este compromiso, siga haciéndose extensiva por razones humanitarias a niños y niñas migrantes y retornados venezolanos, para que sus derechos a acceder a educación de calidad, con certificación de la misma, acceso a la salud, a la protección entre otros derechos, sea considerada como parte de la respuesta que el Estado colombiano da de manera solidaria a una situación humanitaria de las magnitudes que tiene la crisis migrante venezolana en Colombia.

De igual forma, reiteramos nuestra disposición en apoyar todas y cada una de las acciones que desde el gobierno y la sociedad civil se brinden para mejorar las condiciones de los niños y las niñas afectados por la crisis migratoria que enfrenta el vecino país de Venezuela, como lo hemos venido haciendo en Arauca, La Guajira y ahora en la ciudad de Cali y el municipio de Tumaco a través de los cuales buscamos contribuir a garantizar los derechos al acceso a la educación, su protección integral, la salud y el fortalecimiento familiar.

Entre enero y julio de este año, hemos logrado llegar a 20.158 niños (10.238) y niñas (9.920) con nuestros programas de educación, salud, protección y manejo de efectivo, en municipios de los departamentos de Arauca y La Guajira, y estamos trabajando para llegar a más regiones en donde la niñez y las mujeres gestantes y lactantes migrantes y retornados de Venezuela necesitan de apoyo.

Invitamos al Estado a poner en marcha, a la mayor brevedad, un plan estratégico para hacer efectiva la medida de nacionalidad anunciada, junto con todas las garantías de cumplimiento de los derechos que esta trae consigo para los niños y niñas reconocidos como ciudadanos y ciudadanas de nuestro país y afirmamos todo nuestro apoyo en el desarrollo de nuestros programas y proyectos con esta población para apoyar en su difusión e implementación.

Buscar en Refworld