Última actualización: Viernes, 20 Septiembre 2019, 20:51 GMT

En el Caribe, UNICEF trabaja para desarrollar resiliencia en los niños y las comunidades en las islas afectadas por los huracanes

Fuente Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF)
Fecha de publicación 12 Septiembre 2018
Citar como Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), En el Caribe, UNICEF trabaja para desarrollar resiliencia en los niños y las comunidades en las islas afectadas por los huracanes, 12 Septiembre 2018, disponible en esta dirección: https://www.refworld.org.es/docid/5ba528264.html [Accesado el 21 Septiembre 2019]

Un año después de que dos huracanes de categoría 5 causaran destrucción en diversas islas del Caribe, la mayoría de los niños y niñas de los países afectados ya han vuelto a la escuela y tienen acceso a los servicios básicos, gracias a los esfuerzos de UNICEF y sus aliados.

En septiembre de 2017, los huracanes Irma y María causaron graves daños en infraestructuras y servicios, incluidas escuelas, sistemas de agua y otros, en varios países del Caribe oriental, Cuba y Haití, dejando al menos 1,4 millones de personas, incluidos 357.000 niños, en urgente necesidad de asistencia. Un año después, la mayoría de los niños afectados volvieron a la escuela y reanudaron su acceso a los servicios, incluidos el agua y el saneamiento.

"A pesar de que la reconstrucción y la recuperación están casi completas, los niños vulnerables en estos países siguen siendo nuestra prioridad, responsabilidad y mandato", afirmó María Cristina Perceval, Directora Regional de UNICEF para América Latina y el Caribe. "En una región afectada por los huracanes y las vulnerabilidades climáticas, el desarrollo de la resiliencia no es solo una opción sino una necesidad, especialmente para las comunidades vulnerables y más aún para los niños y niñas", agregó.

El gran impacto de los huracanes en varias islas ha hecho extremadamente complejo para UNICEF y sus socios llegar a los niños, niñas y las familias más necesitadas.

Sin embargo, gracias al generoso apoyo de donantes y socios, US $ 11,6 millones se recaudaron después de los huracanes del año pasado, que ayudaron a aliviar el impacto en niños, niñas y adolescentes afectados. Se restauraron los servicios de agua y saneamiento, los niños y niñas pudieron volver a la escuela a medida que se reconstruyeron los edificios y se volvieron a abastecer las aulas, se establecieron espacios seguros para la familia que brindaron apoyo psicosocial, y se estableció un programa de transferencia de efectivo para las familias necesitadas.

Ahora, con la nueva temporada de huracanes en marcha, la continuidad de los programas que comenzaron durante la respuesta de emergencia del año pasado sigue siendo crucial para reforzar los sistemas de preparación y protección social; minimizar las posibles consecuencias de catástrofes futuras y los efectos de las vulnerabilidades climáticas; y para promover la resiliencia en la región.

La respuesta de UNICEF para desarrollar la resiliencia entre los niños, niñas y las comunidades afectadas:

▪ En los países del Caribe Oriental de Anguila, Barbuda, Islas Vírgenes Británicas, Dominica y las Islas Turcas y Caicos, UNICEF continuará apoyando la implementación del Programa de Escuelas Seguras del Caribe y trabajará con los gobiernos para fortalecer los sistemas de protección social. Bajo este programa, 25.000 niños y niñas en cinco países desarrollarán planes de reducción del riesgo de desastres que tienen como objetivo hacer que el sector educativo de la región sea más resistente a los huracanes y otros desastres naturales.

▪ En Haití, donde 126,000 niños fueron afectados, UNICEF ha invertido en iniciativas de prevención del cólera en las áreas más afectadas y continuará apoyando la sostenibilidad de los sistemas de prevención y protección.

▪ En Cuba, donde 176,000 niños se vieron afectados, UNICEF está brindando suministros críticos para apoyar el restablecimiento de un ambiente de aprendizaje protector para 53.261 niñas y 54.879 niños en los 14 municipios afectados. Además, para contribuir a los esfuerzos de rehabilitación de la infraestructura educativa, UNICEF adquirió 56.000 m2 de lonas impermeables para 69 escuelas. UNICEF también alcanzó un total de 560.315 personas (274,554 mujeres y niñas) con tratamiento de agua segura y medios de almacenamiento.

Buscar en Refworld