Última actualización: Miércoles, 14 Noviembre 2018, 21:32 GMT

Haití: Secretario General Adjunto de las Naciones Unidas visita la frontera Haití-República Dominicana y aborda temas migratorios

Fuente Organización Internacional para las Migraciones (OIM)
Fecha de publicación 7 Julio 2018
Citar como Organización Internacional para las Migraciones (OIM), Haití: Secretario General Adjunto de las Naciones Unidas visita la frontera Haití-República Dominicana y aborda temas migratorios, 7 Julio 2018, disponible en esta dirección: http://www.refworld.org.es/docid/5b43a43a4.html [Accesado el 15 Noviembre 2018]
Descargo de responsabilidadEsta no es una publicación del ACNUR. El ACNUR no es responsable, ni respalda necesariamente, su contenido. Todas las opiniones expresadas pertenecen exclusivamente al autor o fuente y no necesariamente reflejan las del ACNUR, las Naciones Unidas o sus Estados Miembros.

Puerto Príncipe - Mark Lowcock, Secretario General Adjunto de Asuntos Humanitarios y Coordinador del Socorro de Emergencia y Jefe de la Oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA), visitó Haití para evaluar la situación humanitaria y los esfuerzos de reducción del riesgo de desastres con las autoridades haitianas y los socios locales. La visita de campo de dos días se centró en la frontera donde las denuncias de trata de personas, contrabando y flujos migratorios irregulares significativos continúan en medio de una crisis binacional.

Desde junio de 2015 y la expiración de la inscripción en el Plan Nacional de Regularización de Extranjeros en situación irregular, la OIM registró una afluencia de 229.885 personas de ascendencia haitiana tras la petición del Ministerio del Interior.

El martes, después de llegar en helicóptero a Fort Liberté a solo 35 kilómetros de República Dominicana, el subsecretario Lowcock y una delegación de agencias de la ONU, incluida la OIM, viajaron hasta la ciudad fronteriza de Ouanaminthe donde arribaron muchos de los migrantes haitianos deportados.

La zona fronteriza alberga a aproximadamente dos millones de personas que abarcan cinco provincias dominicanas y casi 30 comunas haitianas. Es un área muy dependiente del comercio transfronterizo, con aproximadamente 100.000 habitantes fronterizos que cruzan en movimientos pendulares diariamente.

Mark Lowcock se reunió con oficiales de POLIFRONT, la policía fronteriza haitiana creada reciente. Desplegada con el apoyo de la OIM desde enero 2018, la POLIFRONT cuenta con 110 oficiales capacitados, incluidas mujeres ubicadas en el cruce fronterizo de Ouanaminthe. Ya han arrestado a 12 presuntos traficantes y han recuperado 25 millones de gourdes en aranceles aduaneros.

El Jefe de Misión de la OIM en Haití, Fabien Sambussy, aprovechó la oportunidad para abogar por la extensión de la presencia de POLIFRONT, más allá de Ouanaminthe, a los cuatro cruces fronterizos oficiales restantes entre las dos naciones que comparten la isla La Española.

Durante la visita de alto nivel, el Oficial de Protección de la OIM, Olivier Tenes, presentó cuestiones relacionadas con el tema de las fronteras, las soluciones de la OIM y futuras iniciativas. Se están elaborando planes para mejorar la documentación de los migrantes, incluida la creación de una nueva tarjeta de identificación de fronteras dominicanas para facilitar y regular los movimientos transfronterizos de los haitianos que desean viajar a República Dominicana.

A pedido del Ministerio del Interior de Haití, la OIM ha monitoreado cuestiones binacionales y ha recopilado datos valiosos a través de la Red de Monitoreo Fronterizo. En respuesta a la afluencia masiva de retornados y también por solicitud del Ministerio del Interior, la OIM estableció una red de vigilancia fronteriza en 100 pasos fronterizos.

En su discurso, Mark Lowcock hizo un llamado a los países vecinos para que intensifiquen el diálogo y los esfuerzos concretos en la lucha conjunta contra los traficantes y tratantes de personas que explotan la vulnerabilidad de los migrantes. Ambos Gobiernos están trabajando por mejorar las vulnerabilidades de los migrantes con el apoyo técnico de la OIM.

"Los sistemas judiciales de ambos países son responsables de lidiar con estas actividades delictivas y el tráfico ilegal tiene resultados horribles, especialmente cuando se trata de niños", dijo Mark Lowcock, citado por la AFP.

"La gran mayoría de las personas de ascendencia haitiana expulsadas no tienen documentos, por lo que no existe un control de identidad. La determinación de ciudadanía se hace de una manera que podría describirse como arbitraria, lo que plantea serios problemas", dijo Fabien Sambussy, Jefe de Misión de la OIM en Haití durante la visita; "y el problema más significativo con las expulsiones que separan a las familias en el proceso", agregó.

"Para ellos, es una cuestión de supervivencia: tener un estatus de migrante irregular en el lado dominicano es mejor que quedarse en Haití y no tener trabajo, no saber cómo sus hijos podrán ir a la escuela, no saber qué sucederá mañana", dijo Sambussy. "Las familias expulsadas no tienen nada que perder, de hecho, las personas están saliendo".

La OIM sigue abogando por un sistema eficiente de gestión de fronteras para facilitar el desarrollo de estas zonas y disminuir los factores de presión para los migrantes desesperados. También subraya la necesidad de un sistema judicial efectivo para enjuiciar a los traficantes y las personas que abusan y explotan a los migrantes vulnerables.

Buscar en Refworld