Última actualización: Viernes, 17 Agosto 2018, 19:36 GMT

Siria: Un cerco en Idlib puede ser seis veces peor que el de Guta Oriental

Fuente Centro de Noticias ONU
Fecha de publicación 16 Mayo 2018
Citar como Centro de Noticias ONU, Siria: Un cerco en Idlib puede ser seis veces peor que el de Guta Oriental, 16 Mayo 2018, disponible en esta dirección: http://www.refworld.org.es/docid/5afcb1cb4.html [Accesado el 18 Agosto 2018]
Descargo de responsabilidadEsta no es una publicación del ACNUR. El ACNUR no es responsable, ni respalda necesariamente, su contenido. Todas las opiniones expresadas pertenecen exclusivamente al autor o fuente y no necesariamente reflejan las del ACNUR, las Naciones Unidas o sus Estados Miembros.

El enviado especial de la ONU para Siria destacó la importancia de reducir la intensidad del conflicto en Siria ante una posible tragedia humanitaria en la provincia de Idlib. También pidió crear un comité constitucional bajo el amparo de las Naciones Unidas.

"Encauzar a los civiles y los combatientes al norte de Siria, mayoritariamente en Idlib, podría servir únicamente para posponer un futuro conflicto que afectaría a muchas más personas. De ahí que se haya de vigilar de cerca los posteriores acontecimientos en esa provincia", declaró Staffan de Misturas sobre los acuerdos de evacuación en esa zona tras tres años de asedio y ataques intermitentes por parte de los grupos armados que rodean el área.

El enviado especial recordó este miércoles ante el Consejo de Seguridad que los civiles continúan pagando un alto precio ya que durante los dos últimos meses se ha evacuado a 110.000 personas en las zonas protegidas del Éufrates, al noroeste de Siria.

Muchos de ellos traumatizados y necesitados de asistencia y protección.

"Si se repite en Idlib el mismo escenario que en Guta puede ser seis veces, repito seis veces peor, ya que afectará a 2,3 millones de personas, de los cuales la mitad son desplazados internos. Y una vez ahí, no tendrán a otro sitio donde ir porque no existe otro", explicó ante un eventual cerco de esa ciudad parecido al que ya se registró en de Guta Oriental, a las afueras de Damasco.

Añadió que teme que cualquier escalada en Idlib o en el nordeste puede constituir riesgos no solamente para los sirios sino para la paz y la seguridad internacionales, ya que están presentes fuerzas locales y extranjeras.

Las discusiones internacionales en cómo prevenir esta situación, particularmente en una reducción del conflicto, están en marcha, pero tienen que ser muy serias.

De Mistura ha mantenido "conversaciones constructivas" sobre cómo conseguirlo en una nueva ronda de negociaciones en Astana, donde se obtuvo un compromiso de los participantes para evitar el peor de los escenarios en Idlib.

Durante las dos últimas semanas, De Mistura también celebró reuniones con la mayoría de las partes implicadas. Su impresión sobre éstas es ambivalente.

Entre los intereses comunes encontró la necesidad de rebajar el conflicto, formar un comité constitucional bajo el amparo de las Naciones Unidas, facilitar el establecimiento de un entorno seguro, tranquilo y neutral que conduzca a los objetivos necesarios dentro del proceso político y respetar la soberanía, integridad territorial e independencia de Siria.

Todos estos puntos en común corren riesgo de perderse si no se establece un proceso de diálogo a nivel internacional. "Se necesita crear las condiciones mínimas para un proceso político real y creíble", añadió.

De Mistura destacó las importantes contribuciones de la sociedad civil siria durante la Conferencia de Bruselas en Apoyo al Futuro y el de un grupo de mujeres activistas que subrayaron que no se han realizado suficientes esfuerzos para asegurar la participación femenina en el proceso político.

Ante este último pedido, de Mistura indicó que piensa reservar un número relevante de asientos para mujeres en las futuras conversaciones.

Uso de armas químicas en Idlib

Por su parte, la Misión de Investigación de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas confirmó este martes que es probable que se utilizara el cloro como arma química en el ataque perpetrado el 4 de febrero en la localidad de Saraqib, en la provincia de Idlib.

La Misión determinó que el cloro se lanzó a través de cilindros que impactaron en el barrio de Al Talil de Saraqib.

Las conclusiones se basan en la presencia de los dos cilindros que se determinó que contenían cloro; las declaraciones de testigos; las muestras ambientales que demostraron una presencia inusual de cloro en la atmósfera; y el número de pacientes en instalaciones médicas que mostraron síntomas compatibles con la exposición al cloro y a otros productos químicos tóxicos tras el incidente.

El director general de la Organización condenó "enérgicamente el uso continuado de productos químicos tóxicos como arma por parte de cualquier persona, razón o circunstancia".

El informe de la Misión ha sido enviado a los Estados Partes en la Convención sobre las Armas Químicas y al Consejo de Seguridad de la ONU a través de su Secretario General

Buscar en Refworld