Última actualización: Jueves, 24 Mayo 2018, 22:59 GMT

PMA: La acción temprana y la inversión evitarían las crisis alimentarias, reduciendo el coste de la asistencia alimentaria en miles de millones de dólares

Fuente ONU: Programa Mundial de Alimentos
Fecha de publicación 14 Mayo 2018
Citar como ONU: Programa Mundial de Alimentos, PMA: La acción temprana y la inversión evitarían las crisis alimentarias, reduciendo el coste de la asistencia alimentaria en miles de millones de dólares, 14 Mayo 2018, disponible en esta dirección: http://www.refworld.org.es/docid/5af9dd714.html [Accesado el 25 Mayo 2018]

ROMA - El hambre crónica está aumentando en todo el mundo y las crisis alimentarias se expanden e intensifican. Un nuevo informe del Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas (WFP, por sus siglas en inglés), titulado La asistencia alimentaria mundial: prevención de las crisis alimentarias, estudia estas crisis: investiga sus causas y los factores que determinan su magnitud, e indica cómo podrían evitarse.

Entre los hallazgos del informe destaca la gran cantidad de dinero en asistencia alimentaria que podría evitarse gracias a la acción preventiva. Poner fin a los conflictos violentos -una de las principales causas del hambre- reduciría los costes de la asistencia alimentaria hasta un 50 por ciento anual.

El aumento de un punto en paz y estabilidad -medidos por el Índice de Estabilidad Política y Ausencia de Violencia del Banco Mundial- podría llegar a ahorrar unos 3.000 millones de dólares (según cifras de 2016). En la práctica, esto significa que:

En Siria, WFP podría ahorrar 300 millones de dólares anuales

En Yemen, WFP podría ahorrar 205 millones de dólares anuales

En Somalia, WFP podría ahorrar 85 millones de dólares anuales

"Poner fin a los conflictos es vital", afirma Steven Were Omamo, Jefe de WFP para los Sistemas Alimentarios y responsable del informe. "Pero evitar las crisis alimentarias también requiere de inversión a largo plazo en educación, infraestructuras y crecimiento económico. Si un aumento de los ingresos per cápita puede ayudar a los países a limitar la magnitud de las crisis alimentarias, gracias a la inversión incluso los países de bajos ingresos podrían evitar las crisis".

Si el mundo toma conciencia de todas las causas de las crisis alimentarias -no solo los conflictos, sino los impactos climáticos, el hambre y la malnutrición crónicas, los sistemas alimentarios improductivos y las estructuras políticas, sociales y económicas deficientes- la asistencia alimentaria de WFP costaría más de 5.000 millones de dólares menos. En otras palabras, la asistencia alimentaria sería virtualmente innecesaria y el dinero ahorrado podría destinarse a iniciativas de desarrollo de más largo plazo que mejorarían las vidas de la población más vulnerable.

El Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas salva vidas en emergencias y cambia la vida de millones de personas a través del desarrollo sostenible. WFP trabaja en más de 80 países alrededor del mundo, alimentando a poblaciones afectadas por conflictos y desastres, y sentando las bases para un futuro mejor.

Buscar en Refworld